Jesús se aparece a anciana y la abraza, esta es su reacción

«el cual nos consuela en toda tribulación nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios.» 2 Con 1, 4

Esta entrada fue publicada en Testimonio Esperanza. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Jesús se aparece a anciana y la abraza, esta es su reacción

  1. Alicia dijo:

    Creo, q si a mi me pasa lo de esta anciana, ahí nomás caigo muerta de amor…Y la entiendo perfectamente cuando dice q no se puede explicar, porque es verdad, nada de lo que venga de DIOS se puede explicar…me ha pasado, y a Ntro SEÑOR nadie puede ganarle en generosidad por eso acude presto y solícito a las necesidades de aquellos a quienes ama. A ÉL sea la
    GLORIA y EL PODER!!!

  2. ROSA IMELDA dijo:

    ¡¡¡¡HERMOSO!!!

  3. Laura dijo:

    Hermosísimo !!

    Gracias Jesús por ser un Dios cercano, atento a las necesidades de tus hijos !!

  4. Alba dijo:

    ¡Dios todopoderoso!
    Nos ama y nos quiere a su lado.
    ¡Volvamos a la oración!

  5. Luz Maria Chávez dijo:

    La dejó llena de amor! No cabe en ella misma del regocijo que siente, que hermosa mujer, no tuvo ni una duda de llamar al amor de los Amores, a Nuestro amado Jesús!!
    Tu también lo puedes llamar cuando te sientas atribulado y no te defraudará.

  6. Alma Delia dijo:

    Pidele a Jesús que te abrace, no te lo negará!

    Pidele conocerle y amarle y verás que también te lo concede!

  7. Juan dijo:

    Jesús: Tú debes saber hija mía, que nuestro Querer es el revelador de la obra de la Creación, sólo Él puede revelar todos los secretos de amor escondido en la Creación; Adán no supo todo, cuántas estratagemas y finezas amorosas pusimos al crearlo, el alma y el cuerpo; Nosotros hicimos como un padre que no dice todo junto a su pequeño hijo, sino que conforme crece quiere darle las sorpresas diciéndole cuánto lo ama, cuánto ha hecho por él, cuántas finezas amorosas, besos escondidos cuando él, pequeño, era incapaz de comprenderlos, que cosa le ha dado y que le puede dar, y ahora le hace una sorpresa, ahora otra y esto sirve para mantener la vida de amor entre padre e hijo y en cada sorpresa aumentar su alegría y felicidad. Qué dolor no sería para este padre, que mientras que el hijo duerme lo ha cubierto de besos, se lo ha estrechado al corazón y era tal y tanta su ternura amorosa que ha llegado a bañar de tierno llanto el rostro del niño durmiendo, y el niño despertándose no sonríe al padre, no se arroja a su cuello para besarlo, y si lo mira es con frialdad, ¡qué dolor para este pobre padre! Todas las sorpresas que ha preparado para manifestárselas al hijo, las encierra en el corazón con el dolor de no poder compartir con él su felicidad, sus alegrías más puras, hasta no poderle decir cuánto lo ha amado y ama. (Luisa Picarreta)

  8. Ruth Rocío López González dijo:

    ✨✨

    Ël es el AMOR

  9. Nancy del Rio dijo:

    «Porque él no es un Dios de muertos, sino de vivientes; todos, en efecto, viven para él».
    “Mirad mis manos y mis pies; soy yo mismo.” (Lc 24,39)

    Dios conoce los deseos de nuestro corazón y no dudo de que esta abuelita tan dócil y humilde ha visto a nuestro Señor Jesucristo, se le ve en sus expresiones la emoción que sintió al ver al Maestro.

    Que ese sea nuestro deseo, ver a nuestro Rey!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.